"Los ministros de Finanzas del G20 han acordado suspender la deuda de los países más pobres y este acuerdo entra en vigor inmediatamente", informó el ministro de Finanzas de Arabia Saudita, Mohammed Al Jadaan, al término de una reunión virtual de ese organismo. 

La medida había sido propuesta por los ministros de economía y los gobernadores de los bancos centrales de los estados del G7, que se mostraron partidarias de una suspensión temporal del pago de la deuda de las naciones más pobres del mundo, supeditada al acuerdo del G20, para apoyar en la lucha contra el coronavirus, informaron medios internacionales.

El G20 señaló que el acuerdo fue "aprobado por el Club de París" de grandes acreedores. "Todos los acreedores oficiales bilaterales participarán de esta iniciativa", añadió el G20, que exhortó a los acreedores privados a unirse. 


"Estamos determinados a no escatimar ningún esfuerzo para proteger vidas humanas", declaró Al-Jadaan, recalcó además que, en este período de pandemia, es necesario sostener tanto como sea posible la economía mundial y asegurarse de la resiliencia del sistema financiero.

Y añadió: "Debemos continuar nuestros esfuerzos y ampliarlos". Muchos gobiernos crearon planes masivos de ayuda económica a empresas y personas por miles de millones de dólares para mitigar el impacto del coronavirus, que paralizó la economía mundial.

El coronavirus ya causó al menos 126.898 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre en China, según un balance de la AFP con base en fuentes oficiales. Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 2.001.200 casos de contagio en 193 países o territorios.