Una Cataluña independiente duplicaría su tasa de desempleo, además de enfrentar un proceso infl acionario y una caída del PBI regional del orden del 25 al 30 por ciento. Así lo advirtió ayer el ministro de Economía, Industria y Competitividad de España, Luis de Guindos, en el Pleno del Congreso, donde señaló que Cataluña “sería mucho menos autónoma y tendría mucha menos soberanía desde el punto de vista económico que como parte de España, de la Unión Europea y de la Zona Euro”.

Ante la pregunta de la diputada del PSC Meritxel Batet, el ministro señaló que la independencia catalana “supondría desgarrar a una de las comunidades más integradas en los fl ujos de comercio, fi nancieros, y de capitales mundiales”.

Al quedar fuera de todos los tratados internacionales, el 70% del PBI catalán estaría sometido a aranceles, sus bancos quedarían fuera de la cobertura del Banco Central Europeo, y la contracción de crédito sería “importante”, destacó el funcionario.

Asimismo, al salir de la zona euro, la República catalana debería crear una nueva moneda, que, según las previsiones del ministro, sufriría una depreciación, generando por tanto un proceso inflacionario. Según De Guindos, el efecto de la economía a una hipotética independencia pasarían por una caída del PBI de entre el 25% y el 30% y una tasa de paro que “se duplicaría”.

Por otra parte, la Cámara de Comercio de Barcelona advirtió sobre la desaceleración de la economía catalana, que arrancó en el tercer trimestre del año, cuando el PIB sólo creció un 0,8%, y se intensifi cará en el cuarto, cuando según su previsión, caerá al 0,5%.

Ante estos datos, el presidente de la entidad, Miquel Valls, hizo un llamamiento a todos los políticos a ser “responsables y “resolver el conflicto” en los próximos días. En caso contrario, “lo pagarán ante la historia”, señaló en la presentación del informe que cada tres meses hace la institución sobre coyuntura. Según su previsión, el PIB catalán crecerá en 2018 un 2,7%, dos décimas menos que lo pronosticado antes, un dato que la entidad podría volver a revisar a la baja.

Valls fue ayer muy pesimista: “El daño está hecho, pero esperamos que sea lo menor posible”. Hay muchos sectores que ya están notando un fuerte impacto en su actividad.

Al desplome del turismo se suma la fuerte caída del consumo en las grandes superficies y el descenso de las compras de automóviles.

Asimismo, la fuga de empresas y la caída de inversiones son señales muy ilustrativas de la pérdida de confi anza en la economía catalana y en la escasa seguridad jurídica que ofrece a las compañías.

  • Las principales empresas que mudaron sus sedes

■ Más de 1500 empresas ya trasladaron sus sedes principales de Cataluña a otras regiones de España, ante la posibilidad de una declaración de independencia que los deje fuera de la Unión Europea. Entre las principales firmas se cuentan: *Banco Sabadell. La cuarta entidad bancaria de España fue la primera gran sociedad en anunciar el traslado de su domicilio social fuera de Cataluña. Su nueva sede social está en Alicante. ■ Caixabank. El tercer banco de España por activos anunció el cambio de su domicilio social cinco días después del referéndum de independencia. Valencia es la ciudad elegida como nueva sede social. ■ Gas Natural Fenosa. La multinacional energética española decidió cambiar su domicilio social el mismo día que Caixabank. Su nueva sede está en Madrid. ■ Abertis. Concesionaria de autopistas. Trasladó su sede social a Madrid. ■ Cellnex. La empresa de telecomunicaciones también se mudó a Madrid.

  • Los posibles escenarios que se abren para resolver la crisis por la secesión de Cataluña

España se prepara para vivir hoy una posible declaración unilateral de independencia de Cataluña y mañana la puesta en marcha de la intervención de la región por parte del gobierno central. Las siguientes son seis claves para entender qué puede ocurrir, según DPA:

1.-¿Qué pasará hoy y mañana en el Parlamento catalán? La cámara celebrará un pleno extraordinario para analizar una respuesta a la intervención anunciada por Madrid. Sin embargo, podría servir para declarar la independencia unilateral y proclamar una nueva “república catalana”, como piden los sectores más duros del “Govern” de Carles Puigdemont. La sesión puede servir también para convocar elecciones autonómicas.

2.-¿Qué consecuencias tendría la declaración de independencia? Su efecto práctico sería limitado: el gobierno de Mariano Rajoy recurriría la declaración ante el Tribunal Constitucional, que la suspendería, y seguiría adelante con la intervención de Cataluña, que el Senado en Madrid aprobará mañana en virtud del artículo 155 de la Constitución.

3.-¿Queda aún margen para una salida negociada a la crisis? El margen es mínimo. Los socialistas del PSOE, que apoyan al Gobierno en la intervención, piden frenar esa medida si Puigdemont convoca elecciones. Pero el Partido Popular (PP) de Rajoy exige al líder catalán que renuncie a la independencia y vuelva a la ley.

4.-¿En qué consistirá la intervención de la autonomía de Cataluña? El artículo 155 de la Constitución, nunca aplicado hasta ahora en 40 años de democracia en España, permite al Estado adoptar ‘las medidas necesarias’ para forzar a una región a cumplir la ley. El gobierno de Rajoy anunció que lo usará para destituir a Puigdemont y su gobierno y convocar elecciones autonómicas en un plazo de seis meses, entre otras medidas. La intervención comenzará el mismo sábado de forma gradual y por tiempo limitado.

5.- ¿Qué consecuencias concretas tendrá en Cataluña y en Madrid? La intervención inédita del Estado central en una región tiene un alto costo de imagen -motivo por el que Rajoy intentó evitarla hasta último momento- y fue presentada por el independentismo en Cataluña como un agravio y una “humillación”.

6.-¿Será independiente Cataluña? No a mediano plazo. Sin tener en cuenta la intervención de Madrid, que desbarataría el plan secesionista, la “república catalana” requeriría reconocimiento internacional y que España retirara su presencia en la región (jueces, policía, Ejército, funcionarios, etc.): dos condiciones que hoy nadie se plantea. Incluso sin esos obstáculos, un nuevo país no puede crearse de la noche a la mañana.