El Pentágono confirmó la veracidad de las imágenes que muestran objetos extraños volando sobre buques de guerra de la Marina de EEUU en California y reconoció que fueron tomadas por personal de la Armada norteamericana gracias a un sistema de visión nocturna en su sistema de video. 

Una captura del video fue difundida por el documentalista Jeremy Corbell en redes sociales y muestran objetos aéros no identificados sobre cuatro barcos estadounidenses frente a la costa de California en 2019. En una de ellas, se ve un objeto no identificado en forma de pirámide.

"La Marina de los Estados Unidos fotografió y filmó ovnis de forma “esférica” y vehículos transmedios avanzados; aquí hay algunas de esas imágenes", publicó Corbell el viernes pasado en Twitter.

Corbell detalló además que la grabación se realizó en el Centro de Información de Combate del USS Omaha el 15 de julio de 2019 y que no se encontraron restos del extraño objeto ni hubo una recuperación de naves. 

Anteriormente, el documentalista ya había advertido sobre las imágenes de ovnis en las redes sociales. "La Marina de los Estados Unidos fotografió y filmó ovnis en forma de “pirámide” y vehículos transmedios avanzados “esféricos”; aquí está ese metraje", dijo en abril. Más tarde, el propio investigador publicó un fragmento del video.

Se dice que las fotos se filtraron a partir de una investigación oficial sobre los ovnis que preparaban pruebas para el Congreso programado para junio.

De todas maneras, según los informes, un portavoz del Pentágono aseguró en un comunicado que "las imágenes y los videos a los que se hace referencia fueron tomados por personal de la Marina".

"Puedo confirmar que las fotos y los vídeos a los que se hace referencia fueron tomados por personal de la Marina y que el Grupo de Trabajo de Fenómenos Aéreos no Identificados (UAPTF, por sus siglas en inglés, perteneciente a la Oficina de Inteligencia Naval de EE.UU) lo incluyó en sus investigaciones en curso", dijo la portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Susan Gough.

"Como hemos dicho antes, para mantener la seguridad de las operaciones y para evitar revelar información que pueda ser útil para los adversarios potenciales, el Departamento de Defensa no discute públicamente los detalles de las observaciones o los exámenes de las incursiones reportadas en nuestros campos de entrenamiento o espacio aéreo designado, incluyendo aquellas incursiones inicialmente designadas como fenómenos aéreos no identificados ", afirmó Gough.