Con 18.100 muertos, el gobierno de Reino Unido anunció que el país llegó al pico del brote de coronavirus y que las medidas de aislamiento y distanciamiento social se mantendrán hasta que tengan cifras de una caída sostenida de los nuevos fallecimientos.

El Departamento de Salud y Atención Social informó que 759 personas murieron en las últimas 24 horas y que en total 133.495 están infectadas en el país. Si bien este miércoles la cantidad de víctimas fatales pegó un nuevo salto, los nuevos datos muestran una disminución gradual respecto del pico de 980 muertes reportadas el 10 de abril.

Por eso, el ministro de Salud británico, Matt Hancock, anunció que el país llegó al pico del brote al presentar un informe de la situación actual frente al Parlamento en una sesión virtual.

Según Hancock, el distanciamiento social está funcionando, pero el gobierno está decidido a mantener la cuarentena hasta que haya más evidencias de una caída constante en la tasa de mortalidad diaria.

En tanto, el canciller y lider del gobierno mientras el primer ministro se recupera de coronavirus, Dominic Raab, defendió las medidas de distanciamiento social y reconoció que este tiempo ha sido difícil para empresas, familias y los más vulnerables.

"No hay forma de esconderse de la tragedia que el virus ha provocado y el Reino Unido todavía no está fuera de peligro", advirtió.