Tras meses de negociaciones, el Reino Unido y la Unión Europea (UE) habrían llegado a un acuerdo sobre la factura que deben pagar los británicos antes de salir del bloque comunitario.

Según el diario británico The Telegraph , a partir de fuentes anónimas de ambos equipos negociadores, ambas partes acordaron a finales en una reunión en Bruselas que Londres pagará una cifra, que rondará los 45.000 millones y 55.000 millones de euros, aún por debajo de los 60.000 millones que pedía la Unión Europea inicialmente.