El Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) decidió posponer su decisión sobre su permanencia en la coalición de Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel. La decisión final se tomará el jueves, tras recibir la respuesta de los delegados asistentes al congreso del partido que se celebrará en Berlín. El SPD quiere que la Unión Demócrata Cristiana de Merkel acepte un aumento del salario mínimo y dé luz verde a inversiones en infraestructura y medidas adicionales para luchar contra el cambio climático.

El ex presidente del Parlamento Europeo y antiguo líder del SPD Martin Schulz había pedido a los nuevos líderes de la formación política, Norbert Walter-Borjans y Saskia Esken, que no se precipiten a la hora de declarar una salida precipitada de la coalición, según ha declarado al diario ‘Tagesspiegel’. “Mi consejo es que no busquen la salvación huyendo del Gobierno, sino que apuesten por la capacidad del partido para configurarlo”, ha hecho saber.