La Corte Suprema brasileña autorizó la apertura de una investigación contra el presidente Jair Bolsonaro por supuestas interferencias en casos de la Policía Federal denunciadas por el ex ministro de Justicia y Seguridad Pública Sergio Moro.

El juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Celso de Mello aceptó el pedido presentado el viernes por el fiscal general de Brasil, Augusto Aras, tras las duras críticas hechas por Moro en la rueda de prensa en la que anunció que dejaba el cargo.

Moro, ex juez federal y principal "estrella" del gobierno de Jair Bolsonaro por la fama ganada luego de enviar a prisión al ex presidente Lula da Silva por presuntos hechos de corrupción, dejó el gobierno en desacuerdo con la intención de Bolsonaro de cambiar el director de la Policía Federal.

En un duro discurso, Moro denunció que Bolsonaro quería tener acceso a informaciones de las investigaciones de la Policía Federal que envuelven a sus hijos mayores, dedicados a la política.

Durante el discurso en el que informó su dimisión, el ex juez cuestionó la interferencia política del mandatario en el nombramiento de cargos técnicos, incluido el del director de la Policía Federal.

Según el magistrado, es posible abrir una investigación ya que los hechos se relacionan con el ejercicio del cargo. Según la Constitución brasileña, el presidente no puede ser investigado por actos ocurridos fuera del ejercicio de su mandato.