Venezuela completó hoy tres días sin suministro de electricidad en una amplia mayoría de su territorio, en el mayor apagón de su historia, que dejó al menos 15 muertos y que el chavismo atribuyó a un sabotaje cibernético del que no dio detalles y sus adversarios, a la falta de mantenimiento de la infraestructura.

El apagón -que afecta a vastas zonas de Caracas y de 22 de los 23 estados federados- causó además desabastecimiento de combustible y cuantiosos daños materiales, sobre todo en materia de conservación de alimentos y medicamentos.

Como reacción, hubo decenas de pequeñas protesas en todo el país, desde cacerolazos hasta la quema de neumáticos y bolsas de basura y la obstrucción de autopistas y calles. Algunas de ellas fueron reprimidas por la Policía Nacional Bolivariana (PNB), según el diario caraqueño El Nacional.

Igual que ayer, el servicio fue restablecido esta madrugada en varias zonas de Caracas y de las provincias, pero en la mayoría de ellas volvió a caer antes del mediodía, según informaron medios de prensa y numerosos ciudadanos y dirigentes en redes sociales.

“El Sistema Eléctrico Nacional ha sido objeto de múltiples ataques cibernéticos que ocasionaron su caída y han impedido los intentos de reconexión nacional; sin embargo, hacemos grandes esfuerzos para, en las próximas horas, restaurar el suministro de forma estable y definitiva”, anunció el presidente Nicolás Maduro en su cuenta de Twitter.

El apagón, considerado el más grande de la historia de Venezuela, causó la muerte de al menos 15 pacientes con insuficiencia renal que no pudieron realizarse diálisis por falta de electricidad, según la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y Vida (Codevida).

El presidente interino designado por la Asamblea Nacional (AN, parlamento), Juan Guaidó, afirmó que fallecieron al menos 17 pacientes en diversos hospitales, mientras diversas ONG cifraron en 28 las víctimas fatales tanto dentro como fuera de los centros de salud, según El Nacional.

Además, expresó por redes sociales el significado económico y social que significa este apagón masivo.