El rebrote del coronavirus aparecido la segunda semana de junio en China en un mercado mayorista de alimentación de Beijing ya se encuentra en su etapa final, señalaron autoridades sanitarias chinas.

El último parte oficial de la Comisión Nacional de Sanidad señaló que de los 22 casos de Covid-19 registrados en las últimas 24 horas en China, 13 se produjeron por transmisión local y corresponden al rebrote de Beijing, por el que ya hay más de 200 infectados.

El subdirector del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, Feng Zijian, indicó que si se analizan "la curva de incidencia, la composición y la procedencia de los casos", los contagios entre las personas expuestas al mercado de Xinfadi están llegando a su "etapa final".

Feng señaló que todavía se seguirán registrando algunos casos debidos a que contagiados con exposición directa al mercado han llevado el virus a sus comunidades, pero precisó que en estos casos "el nivel de transmisión es muy bajo".

"Se pudo controlar el brote debido a que se detectó muy pronto y a que las medidas de control tuvieron un resultado positivo, por lo que su propagación comunitaria fue controlada de manera efectiva", celebró.

Más de 100.000 trabajadores de servicios de reparto a domicilio en la capital china se sometieron estos días a pruebas del coronavirus, ante los temores de que, debido a que su trabajo les lleva de un punto a otro de la ciudad y están en contacto con multitud de personas a lo largo de una sola jornada, puedan convertirse en vectores de expansión del virus.

La prensa china reflejó el contagio confirmado de un repartidor de la plataforma Ele.me, de a domicilio, que había efectuado unas 50 entregas de media durante los últimos días.

Pese al optimismo de las autoridades, el inesperado rebrote en Beijing trajo consecuencias para las operaciones de diversas sectores, entre ellos el inmobiliario.

La semana del 15 al 21 de junio el volumen de alquileres gestionados por la plataforma Lianjia -una de las principales del país- cayó más de un tercio con respecto a la semana anterior, lo que también trajo aparejado un desplome de los precios en torno a un 15%.