La medición para el primer semestre del Barómetro del Comercio Mundial, que elabora la Organización Mundial de Comercio (OMC), cayó a 87,6 puntos, la lectura más baja en la historia del indicador, según el cual las 100 unidades marcan el umbral que separa a una expansión de una contracción.

Es una primera lectura del impacto inicial del confinamiento en Occidente, todos los subíndices del barómetro dan cuenta de la difícil situación derivada de las medidas generalizadas de cuarentena.

El más afectado fue el intercambio de productos automotrices, que anotó 79,7 unidades, "debido al colapso de la producción y las ventas de automóviles en las principales economías del mundo", se lee en el reporte.

También quedaron bajo los 90 puntos las órdenes de exportaciones, el flete aéreo y los contenedores de barcos, lo que refleja que las dificultades continuarán al menos en el corto plazo y "una débil demanda de bienes comercializados, así como las limitaciones del lado de la oferta derivada de los esfuerzos para suprimir los efectos del Covid-19".

Un poco mejor, pero siempre en zona de retrocesos, quedó el comercio de componentes electrónicos y el de materias primas. Esta última, muy relevante para Chile y sus exportaciones de cobre, marcó 95,7 puntos.

A la luz de estas cifras, la OMC sigue sosteniendo un rango de contracción de entre 13% y 30% para el presente ejercicio. El resultado definitivo dependerá de la extensión de las medidas de emergencia sanitaria globales.

Reemplazo de Azevedo

En tanto, el presidente del Consejo General de la OMC, David Walker, anunció que el 8 de junio se iniciará el proceso de nombramiento del próximo director general del organismo, en reemplazo de Roberto Azevedo, quien dejará su puesto el 31 de agosto.

"El proceso de nombramiento del próximo director general se iniciará de manera formal el 8 de junio y las nominaciones se aceptarán desde esa fecha y hasta el 8 de julio", dijo el embajador de Nueva Zelanda, citado en un comunicado.

Los miembros de la OMC establecieron así un período de un mes para que los candidatos que buscan suceder a Azevedo como director general pueden presentar sus postulaciones.

El 14 de mayo, Azevedo informó a los miembros en una reunión informal de jefes de delegación acerca de su intención de dimitir el 31 de agosto, un año antes de que concluya su período en el cargo. En la misma reunión, Walker anunció que iniciaría de inmediato consultas con los miembros sobre un proceso acelerado de nombramiento.

De acuerdo con las directrices de nombramiento de director general, las nominaciones solo podrán ser presentadas por miembros de la OMC y en nombre de "sus propios nacionales".

Poco después de que concluya el período de nominación, los candidatos serán invitados a reunirse con los miembros en una reunión especial del Consejo General, a presentar sus opiniones y a recibir preguntas de los miembros.