La tasa de desempleo en Francia se redujo un 0,7 % en el último trimestre de 2017, para situarse a fin de año en el 8,6% de la población activa, el nivel más bajo desde 2009, según las estimaciones provisionales publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

En diciembre pasado la Francia metropolitana tenía algo más de 2,5 millones de desempleados, una baja de 205.000 con respecto al trimestre anterior y un 1,1% menos que un año antes.

Algo más de un millón de los franceses desocupados busca empleo desde hace al menos un año, un descenso de 0,6 puntos de los desempleados de larga duración, que eran el 3,6% de la población activa.

La principal caída se registró entre los menores de 25 años, cuya tasa de desocupación bajó un 2,8% en un año para situarse en el 20,7%.