El candidato de centro-derecha, Luis Lacalle Pou, ganó las elecciones presidenciales en Uruguay, según el segundo escrutinio de los votos emitidos en la segunda vuelta del pasado domingo, con lo que pone fin a quince años de Gobierno de la coalición izquierdista Frente Amplio.

"Mi reconocimiento y agradecimiento a todos los hombres y mujeres que están defendiendo los votos y la democracia en cada mesa en estos días. Mi pensamiento está con ustedes", escribió Lacalle Pou en Twitter.

Daniel Martínez, candidato del Frente Amplio, reconoció su derrota por la misma vía. "La evolución del escrutinio de los votos observados no modifica la tendencia. Por lo tanto, saludamos al presidente electo Luis Lacalle Pou", escribió.

El vicepresidente de la corte, Wilfredo Penco, señaló a Efe que el organismo no va a proclamar al presidente "hasta que se abra la última urna", pero la diferencia entre Lacalle y el candidato del Frente Amplio (FA, izquierda), Martínez, ya era imposible de remontar por el aspirante oficialista.

Lacalle Pou sumó 3.090 votos en una primera revisión de los votos en el segundo escrutinio con algunos departamentos cerrados, lo que le dio una ventaja sobre Martínez indescontable.

El ajustado escrutinio primario del domingo obligó al tribunal electoral a esperar por un recuento antes de oficializar el resultado. El primer escrutinio dio vencedor a Lacalle Pou con un 48,74% de los votos frente al 47,48% de Daniel Martínez. Una diferencia de apenas 28.666 votos.

En la primera vuelta, Lacalle Pou se ubicó en segundo lugar al conseguir casi el 29% de los votos, detrás del 39% que obtuvo el socialista Martínez.

Lacalle Pou es un experimentado parlamentario de 46 años de edad, hijo del ex presidente Luis Lacalle. Fue diputado a los 20 años y se presentó en 2014 a las presidenciales, pero las perdió frente al actual mandatario, Tabaré Vázquez.

En estos días de espera, el que será el próximo presidente uruguayo fue configurando su gabinete. El economista Ernesto Talvi, líder del Partido Colorado, suena como ministro de Exteriores. La cartera de Interior estaría encabezada por el dirigente histórico del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, quien impulsó un referéndum que proponía luchar contra la delincuencia con una batería de medidas represivas. Larrañaga perdió la consulta, pero su iniciativa le sirvió para posicionarse como un referente en la materia.

La atención está centrada en qué carteras tendrá la extrema derecha de Cabildo Abierto. Entre las posibilidades que se barajan está que se ocupe de Sanidad. Algo que preocupa a las organizaciones feministas, ya que ese Ministerio juega un papel clave en la implementación de la ley que despenalizó el aborto en 2012.