Los pubs, bares y restaurantes británicos podrían ser obligados a cerrar antes de hora si no se respeta la nueva restricción que rige en Inglaterra y prohíbe las reuniones de más de seis personas.

Según la prensa británica, las autoridades  están dispuestas a cerrar los pubs y restaurantes desde las 21 o 22 en medio de un aumento de los casos de coronavirus en el Reino Unido, que superaron los 3.000 diarios durante más de tres días consecutivos.

Desde el lunes cualquier persona que se reúna en grupos de más de seis podría ser dispersada por la policía o enfrentarse a elevadas multas.

La medida se aplica a reuniones en interiores y exteriores, incluidos pubs, restaurantes, casas privadas y parques, pero quedan exentos las escuelas, los lugares de trabajo y las iglesias o lugares de culto.

Al parecer, los más jóvenes no cumplen con las normas de distanciamiento social tras consumir alcohol.

Además, con temperaturas que alcanzaron los casi 30 grados, miles personas se volcaron en masa a los parques de Londres, Edimburgo, Liverpool y Bristol para tomar sol sin respetar la restricción que limita las reuniones a menos de seis personas.

Greg Mulholland, de la Confederación de Pubs Británicos, advirtió que si el cierre anticipado entra en vigencia, el sector necesitaría un "masivo nivel de ayudas" a través de un esquema de retención del empleo más prolongado o subvenciones.

"Estas propuestas son inaceptables y si se implementan, el Gobierno corre el riesgo de destruir el gran pub británico", subrayó.

El domingo pasado, las autoridades anunciaron un total de 3.330 casos de coronavirus en las 24 horas previas, un 11% más que el domingo anterior, mientras que ayer, lunes, el Gobierno notificó que otras 2.621 personas dieron positivo.

En los últimos tres meses, 66 trabajadores de la mayor cadena de pubs JD Wetherspoon, que emplea a 41.500 personas, dieron positivo por coronavirus.

En ese sentido, Tim Martin, responsable de la cadena, aseguró que sus locales son seguros e indicó que la mayoría de las infecciones por coronavirus fueron asintomáticas.

Dijo que los bares eran entornos de "bajo riesgo" para la transmisión del virus y sostuvo que la situación de los que pasa en los pubs ha sido muy mal interpretada.