El president del Parlament, Roger Torrent, convocó el pleno de investidura de Carles Puigdemont como president de la Generalitat para el próximo martes 30 de enero a las 15 horas, en abierto desafío al gobierno español, que impugnó la candidatura ante la justicia.

A pesar del anuncio de la impugnación, Torrent ha convocado "el debate del programa y votación de investidura de Carles Puigdemont i Casamajó", de acuerdo con el artículo 4 de la Lei 13/2008, del 5 de noviembre, de la Presidència de la Generalitat i del Govern, y el artículo 146 del reglamento del Parlament, según un comunicado de la Cámara catalana.

El debate empezará a las 3 de la tarde y en condiciones normales se alargaría hasta el miércoles por la noche cuando se produciría la votación, que si fuera por mayoría absoluta sería definitiva.

En caso contrario una votación por mayoría simple sería suficiente al cabo de dos días de discusiones.. Lo que no está claro es cómo se va a producir dicha investidura, si de forma presencial, por delegación a otro diputado o telemática, es decir por videoconferencia desde Bruselas.

No obstante, este pleno pende de un hilo si como anunció ayer la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría, el Ejecutivo impugna la propuesta de investidura realizada por Torrent el pasado martes, lo que dejaría al presidente de la Cámara en una situación muy compleja

Por otro lado, la mesa del Parlament decidió posponer para el próximo martes 30 la discusión sobre el voto delegado de los diputados electos que están en Bruselas y que lo han solicitado: Toni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret. Ellos lo habían solicitado así la semana pasada.