El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán confirmó la disposición de ese país de negociar con EE.UU., aunque bajo ciertas condiciones.

"El diálogo y la negociación pueden llevarse a cabo cuando tengamos una determinada agenda y cuando podamos obtener algunos resultados tangibles y prácticos", indicó en conferencia de prensa Abbas Mousavi, vocero de la Cancillería.

"Si Washington quiere realmente un acuerdo (...) Irán puede transformar el protocolo adicional en ley (en 2019) y (Estados Unidos) puede al mismo tiempo levantar todas las sanciones ilegales", declaró Moussavi."Pero como ya lo intuíamos" esa propuesta "fue rechazada", añadió el portavoz.

"Ya sabíamos que no están en favor de negociaciones o de un acuerdo que dé resultados satisfactorios", añadió en rueda de prensa.

El funcionario, no obstante, acusó a la nación norteamericana de imposibilitar dicho acercamiento. "Ellos no están (dispuestos a entablar) conversaciones. No buscan el diálogo", añadió Mousavi, según cita Reuters.

Previamente, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, había declarado que se ofreció a visitar Teherán para "hablar directamente con el pueblo iraní", pero aseguró que su propuesta fue rechazada por la República Islámica.

A finales de mayo, el ayatolá Alí Jameneí, líder supremo de Irán, afirmó que su país no se sentará a la mesa de negociaciones con Washington afirmando que estas forman parte de una "estrategia de presión" estadounidense. Pero el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, afirmó que "el espacio para la negociación está completamente abierto" una vez que EE.UU. levante las sanciones.