El Gobierno ruso catalogó como una "vergüenza total" el proceso de extradición contra el fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, que destapó las atrocidades del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

El 24 de febrero una corte del Reino Unido empezó la primera fase del juicio de extradición del periodista australiano a Estados Unidos y previsiblemente concluya el 28 de febrero.

"Las medidas de castigo contra el periodista en pleno siglo XXI es una práctica inaceptable y una vergüenza para los países occidentales que se autoconsideran democráticos y libres", dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, en una rueda de prensa.

El mundo entero civilizado, agregó, considera el caso Assange como "un golpe al periodismo de investigación y a los medios de comunicación independientes". Y remarcó que el juicio "es un golpe a los derechos humanos con consecuencias catastróficas".