El papa Francisco,  saludó este miércoles en el Vaticano, durante la audiencia general con los fieles, a un " Hombre Araña solidario" que le regaló su máscara, una foto al menos poco frecuente para un evento papal.

El hombre detrás de la máscara es Mattia Villardita, un jóven italiano de 28 años conocido en el país por ser el fundador de "Supereroincorsia" ("superhéroes en la sala", en español), una asociación de voluntarios que visita a niños enfermos en hospitales con un disfraces de famosos personajes de cómic

Villardita permaneció toda la Audiencia General sentado a metros del Papa, en el denominado "Bacciamano", completamente disfrazado del Hombre Araña y rodeado de invitados especiales y religiosos. 

Al terminar su catequesis, el Papa saludó a Villardita, le entregó un rosario y recibió una máscara del superhéroe.

Fuente: Alberto Pizzoli / AFP

Movido por su propia experiencia, ya que padece una enfermedad congénita desde niño por la que pasó "19 años entrando y saliendo del hospital Gaslini de Génova”, el jóven Hombre Araña se calzó su traje hace cuatro años por primera vez y se propuso sacarle sonrisas a los niños. En este sentido, expresó que le "hubiera gustado muchísimo ver a Spiderman entrar por la ventana" las ocasiones en las que permaneció en el hospital de niño. 

En el marco de la pandemia por coronavirus (Covid-19) y la cuarentena en Italia, las visitas de Villardita se interrumpieron, pero su trabajo solidario continuó y realizó videollamadas con los chicos ingresados. 

Además de haber conocido este miércoles al papa Francisco, el jóven fue premiado en 2020 por el presidente italiano Sergio Mattarella por su labor solidaria en hospitales, con el reconocimiento de Orden al Mérito de la República Italiana. 

"Todos tenemos poderes de un tipo u otro, y a nuestro modo todos somos Spider-Man", dice el personaje de las famosas películas de Marvel y, sin dudas, Mattia Villardita lo entendió y hace uso de su superpoder solidario.