El director nacional de Inteligencia ( DNI), Dan Coats, se mostró sorprendido al enterarse durante una entrevista en directo de que la Casa Blanca había invitado al presidente ruso, Vladimir Putin, a visitar Washington, noticia ante la que reaccionó asegurando con sorna que será "algo especial".

"Repítemelo ¿Te he escuchado...? Bueno, eso va a ser algo especial", dijo un sorprendido Coats cuando la periodista Andrea Mitchell, que ejercía de moderadora en el foro de seguridad Aspen Security, le preguntó si sabía de la invitación ordenada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, apenas unos minutos antes.

Además de estas palabras, su sonrisa y un profundo suspiro, pusieron en evidencia que el máximo responsable de los servicios de espionaje estadounidense apenas podía dar crédito a lo que estaba escuchando.

A pesar de que Coats participó en una reunión del Gabinete en la Casa Blanca, en la que supuestamente Trump debía informar a su equipo de su gira europea, en la que mantuvo el lunes un encuentro privado con Putin en Helsinki, el director del DNI dijo que no conocía aún el contenido de dicha reunión.

Ellunes, Coats había acaparado numerosas portadas al defender la labor de las agencias de inteligencia del país pocos minutos después de que el presidente de EE.UU. pusiera en tela de juicio su fiabilidad durante la rueda de prensa conjunta que ofreció con Putin en Helsinki.

El propio Trump tuvo que salir al paso de sus declaraciones previas y asegurar que se había expresado "mal" al decir que no veía razón por la cual el Kremlin hubiera podido querer medrar en las últimas elecciones, tal y como denuncian el FBI, la CIA y el DNI. El funcionario insistió en que Moscú intentó adulterar las elecciones presidenciales de 2018.