El director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Gary Cohn, anunció ayer su renuncia al cargo, en medio del debate que se generó en el entorno del presidente Donald Trump sobre las sanciones y barreras arancelarias a la importación de acero y aluminio anunciadas la semana pasada. Anoche, los futuros de índices en Wall Street caían mas de 1 por ciento.

Las agencias EFE y DPA informaron, al citar medios estadounidenses, que Cohn comunicó su renuncia mediante una nota en la que destacó el "honor" de haber servido a su país en "promulgar políticas económicas favorables al crecimiento para beneficio del pueblo estadounidense, en particular la aprobación de una reforma fiscal histórica".

Medios locales atribuyeron la renuncia, que se efectivizará en las próximas semanas, a desacuerdos sobre políticas comerciales, en particular al reciente anuncio del presidente Trump sobre las importaciones de acero y aluminio, medida con la cual la prensa local asegura que estaba en desacuerdo.

"Ha sido un honor servir a mi país y promulgar políticas económicas favorables al crecimiento para beneficio del pueblo estadounidense, en particular la aprobación de una reforma fiscal histórica. Estoy agradecido con el presidente por darme esta oportunidad y le deseo a él y a la administración una gran éxito en el futuro", dijo el reconocido banquero de Wall Street.

El mandatario estadounidense, por su parte, agradeció al asesor por su trabajo mediante un comunicado difundido durante la jornada a la prensa. "Gary ha sido mi principal asesor económico e hizo un excelente trabajo al impulsar nuestra agenda. Es un talento único y le agradezco su dedicado servicio al pueblo estadounidense", dijo Trump en el escrito.