El juez Sergio Moro, responsable por la operación Lava Jato en primera instancia y quien condenó al ex presidente Lula da Silva a prisión, aceptó la oferta del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, para ser ministro de Justicia del Gobierno que asumirá el próximo 1 de enero.

Moro viajó hasta Río de Janeiro y mantuvo una reunión durante cerca de una hora y media con Bolsonaro, quien ya había anticipado su interés de que el magistrado fuera ministro de Justicia o integrante del Tribunal Supremo de Brasil cuando se abra una vacante, de acuerdo con la agencia Efe.

El juez ganó fama por llevar a la cárcel en el marco de la operación Lava Jato a importantes empresarios y políticos, entre ellos a Lula, quien tras ser ratificada su condena en segunda instancia fue impedido de participar de los comicios en los que era amplio favorito, abriendo el camino al ascenso de Bolsonaro.