El proyecto de ley del presidente Joe Biden, para reforzar la red de seguridad social y luchar contra el cambio climático, fue aprobado por la Cámara de Representantes de Estados Unidos y ahora pasa al Senado, donde los demócratas y los republicanos deberán negociar para llegar a un acuerdo.

La medida de 1,9 billones de dólares que reformaría el sector de la educación, la salud, la atención a la infancia y el medio ambiente, además de ser un paquete de ayuda para la mayoría de familias de clase media y baja de Estados Unidos, también contaría con la mayor inversión para reducir la huella de desastre climático en el país norteamericano.

"Nos pone en el camino de reconstruir nuestra economía mejor que antes, reconstruyendo la columna vertebral de Estados Unidos: los trabajadores y la clase media", dijo Biden en un comunicado instando al Senado a aprobar rápidamente la medida.

Optimismo

Después de un acalorado debate que duró varias horas, los demócratas estallaron eufóricamente tras la aprobación de la Cámara con 220 votos a favor y 213 en contra. 

Según estimó la Oficina de Presupuesto del Congreso, el proyecto ley aumentaría los déficits del presupuesto federal en 367.000 millones de dólares en los siguientes 10 años.

Sin embargo, el proyecto todavía tiene un largo camino por superar, sobre todo en la votación del Senado, el cual se encuentra dividido al 50% por las distintas posturas al proyecto.

Aún si el presupuesto del proyecto se reduce, algo que esperan muchos, el plan económico de Biden puede llegar a ser tan transformador como el plan de Gran Sociedad y la Guerra contra la Pobreza implementados en la década de 1960.

La presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, aseguró que la ley "será el pilar de la salud y la seguridad financiera en Estados Unidos".

Impuestos

El plan propone una reestructuración educativa para la infancia, ayuda económica para el cuidado de los niños que se extiende hasta la clase media y una ampliación de los subsidios financieros para los estudios universitarios.

Para la población adulta se propone cientos de miles de millones de dólares en apoyo a la vivienda, atención domiciliaria y comunitaria así como precios máximos para los medicamentos recetados.

En cuanto a la inversión para un desarrollo económico más amigable con el medio ambiente, se estima medio billón de dólares para cambiar de combustibles fósiles a energías renovables y coches eléctricos, la mayor inversión realizada para frenar el calentamiento del planeta. 

El paquete se pagaría en gran parte con aumentos de impuestos a las rentas altas y a las empresas, que aportarían casi 1,5 billones de dólares en 10 años.