El nuevo canciller austríaco, Sebastian Kurz, que gobernará en coalición con la formación de extrema derecha Partido Liberal de Austria (FP), reafirmó su compromiso con la Unión Europea y el desarrollo futuro del bloque en su primer encuentro con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

"Buen encuentro con Donald Tusk. Le he reafirmado la posición proeuropea del Gobierno austríaco y su compromiso total con el futuro desarrollo de la UE", escribió en su cuenta de Twitter el joven político austríaco tras la reunión.

Kurz añadió en su mensaje en Twitter su entusiasmo de cara a los trabajos preparatorios de la presidencia de turno austríaca de la UE, en la segunda mitad de 2018. La capital comunitaria ha sido el primer destino extranjero de Kurz como canciller, tras jurar este lunes su cargo junto al resto de miembros del nuevo Ejecutivo.

"Esto es especialmente importante en un momento en el que el Consejo Europeo se está comprometiendo de forma más directa en asuntos sensibles políticamente en el contexto de la agenda de los líderes", señaló Tusk. Esta agenda pretende ser una hoja de ruta para los próximos dos años con asuntos como la reforma de la Unión Monetaria y la inmigración, como las cuotas obligatoria de acogida de solicitantes de asilo y refugiados.