El papa Francisco denunció "los ingentes intereses económicos" del mundo digital, capaces de manipular "procesos democráticos mediante la difusión de "noticias falsas" que fomentan los "prejuicios y odios".

"En el mundo digital están en juego ingentes intereses económicos, capaces de realizar formas de control tan sutiles como invasivos, creando mecanismos de manipulación de las conciencias y del proceso democrático", señaló el pontífice en una exhortación apostólica divulgada por el Vaticano.

El documento, compuesto por 299 puntos, analiza varios asuntos debatidos en el mes de octubre del 2018 durante el sínodo de obispos dedicado a los jóvenes y a la vocación.

Francisco puntualizó que se inspiró en los debates y en las conclusiones del documento final. Y añadió: "La proliferación de las fake news es expresión de una cultura que ha perdido el sentido de la verdad y somete los hechos a intereses particulares, la reputación de las personas está en peligro mediante juicios sumarios en línea. El fenómeno afecta también a la Iglesia y a sus pastores".