El Papa dijo estar "muy dolorido" ante la decisión del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan de volver a convertir en mezquita la antigua iglesia bizantina de Santa Sofía de Estambul, que desde 1934 es un museo.

"El mar me lleva lejos, a Estambul. Pienso en Santa Sofía y estoy muy dolorido", dijo Francisco durante el rezo del Ángelus desde la Plaza de San Pedro, según consignó la agencia de noticia DPA.

El Papa expresó así sus pensamientos en referencia a la decisión de la justicia turca que abre la puerta a la reconversión del templo en mezquita para el culto musulmán.

El viernes 10 de julio, luego de un fallo del Consejo de Estado de Turquía, el presidente Erdogan decretó que Santa Sofía, la emblemática basílica ortodoxa, devenida en mezquita y luego en museo y patrimonio de la Unesco, volverá a ser un templo los fieles musulmanes.

La semana pasada, antes del fallo, la Iglesia Ortodoxa Rusa había advertido que la reapertura como un templo islámico sería una "amenaza a toda la civilización cristiana y, por lo tanto, a nuestra espiritualidad e historia".