España arranca la semana con un nuevo récord absoluto del precio de la electricidad en el mercado mayorista, con 154,16 euros el megavatio hora, superando así el del pasado viernes, que se ubicó en 152,32 euros.

El aumento es del 7% con respecto a la jornada anterior, cuando se registró el domingo más caro de la historia, y casi cuatro veces superior a lo que se pagaba el mismo lunes de hace un año, cuando el precio era de 43,49 euros, informó el sitio web RTenespañol.

El aumento de precios en los mercados mayoristas no es un tema sólo español, ya que viene afectando a toda Europa debido al encarecimiento del gas y de las emisiones de CO2. Sin embargo, su traslado a la factura de los consumidores difiere de unos países a otros. En España, el precio de la tecnología más cara, en este caso el gas, se traslada al resto de tecnologías, de forma que energías mucho más baratas, como la hidráulica, también aumentan en forma desproporcionada.

Tras la escalada alcista de los últimos meses, el Consejo de Ministros de España tiene previsto aprobar este martes un paquete de medidas para amortiguar los incrementos, después de que el pasado julio se implementara la rebaja del IVA del 21 al 10 % y se eliminara temporalmente el impuesto a la electricidad.

Desde Unidas Podemos (UP), el partido minoritario de la coalición de Gobierno, se propone la creación de una empresa pública de energía y la fijación de límites al precio de algunos tipos de energía. Por su parte, desde la oposición, el Partido Popular (PP) aboga por seguir reduciendo los impuestos y cargar una parte de la factura energética a los presupuestos generales.