El presidente polaco, Andrzej Duda, promulgó una ley sobre el Holocausto que criminaliza atribuir a su país las atrocidades cometidas contra los judíos por la Alemania nazi durante la ocupación de Polonia, pese a críticas de Israel y Estados Unidos.

La Oficina de prensa de la Presidencia polaca informó que el mandatario promulgó la ley unas seis horas después de que Duda defendiera la norma y anunciara que planeaba ratificarla.

La polémica norma prevé multas y hasta tres años de cárcel por el uso del término "campos de concentración polacos" o la mención de crímenes efectuados por la "nación polaca" durante el Holocausto.

Al anunciar su intención de promulgar la ley, Duda dijo que la trasladará al Tribunal Constitucional para que analice si su contenido vulnera la libertad de expresión, como han denunciado las autoridades israelíes, que creen que la ley dificultará la investigación de historiadores y la información publicada por medios de comunicación.

El Senado aprobó la ley hace una semana con 57 votos a favor y 23 en contra.

Para Duda "no se puede hablar en ningún caso de una responsabilidad sistemática de Polonia en el Holocausto", sostuvo y subrayó que la ley es importante para garantizar el "buen nombre" de su país, según el despacho de la agencia de noticias EFE.