El primer ministro de Rusia, Mikhail Mishustin, que hace semanas dio positivo por coronavirus y debió ser internado, fue dado de alta del hospital y regresó al trabajo, informó su vocero Boris Belyakov, de acuerdo con un reporte del sitio web Sputnik.

Mishustin tuvo una reunión online en su oficina en la casa de gobierno y se preparaba para encontrarse con el presidente ruso, Vladimir Putin, informó Belyakov.

Asimismo, se publicó un decreto de Putin que deroga la orden del pasado 30 de abril en virtud de la cual el primer viceprimer ministro, Andrei Belousov, pasó a ocupar de forma interina el cargo de jefe de Gobierno después de que Mishustin anunciara su positivo por coronavirus y fuera hospitalizado.

La ministra de Cultura, Olga Lyubimova, dijo que se recuperó del virus y volvió al trabajo.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, permanece hospitalizado tras contagiarse de Covid-19; mientras que el ministro de Construcción, Vladimir Yakushev, está recibiendo tratamiento en su hogar.

El presidente, por su parte, esta manteniendo una agenda de reuniones públicas limitadas y celebra la mayoría de sus reuniones en línea, informaron desde el Kremlin.

Las autoridades afirman que el país logró frenar el avance de la enfermedad y estabilizar la situación en muchas regiones, aunque reconocen que ésta varía en cada territorio, por lo que los responsables directos para imponer medidas contra el coronavirus son los propios gobernadores.