La aprobación de la vacuna Sputnik V en Brasil se retrasó y, por ende, el inicio de la vacunación contra el coronavirus en ese país que se esperaba para esta semana, luego que el ente regulador sanitario de ese país vecino anunciara en las últimas horas que necesitaba más información sobre la Fase 3 de los ensayos clínicos del desarrollo ruso.

"Habida cuenta de que algunos medios de comunicación publican erróneamente que Brasil ha denegado el registro de urgencia para la vacuna Sputnik V, comunicamos que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) ha solicitado información complementaria sobre aquella, que se le va a proporcionar próximamente", aclaró hoy el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), la institución que financió y lideró el desarrollo de la vacuna, luego que se conociera la decisión del ente brasileño.

En un comunicado y cuando crecía la expectativa por una posible aprobación que llegara hoy y permitiera iniciar la campaña de vacunación, Anvisa había informado ayer que la presentación hecha por el RDIF "no presenta los requisitos mínimos para ser sometida a análisis", en especial en relación a la última fase de desarrollo, la tercera.

El RDIF aclaró este domingo que el regulador sanitario de Brasil había solicitado más información sobre la Vacuna Sputnik V, lo que no equivale a una denegación del registro de urgencia. Es un trámite habitual, según el organismo ruso, y no significa que el regulador haya rechazado el registro.

"Desde el día 4 de enero Anvisa espera el envío de informaciones ya indicadas por la agencia a la empresa", agregó el ente regulador brasileño al devolver la presentación y pedir más datos, consignó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Cacerolazo en Brasil

La situación del coronavirus en Brasil es cada vez más tensa. En la noche del viernes hubo fuertes cacerolazos en Brasil contra el presidente Jair Bolsonaro, ante el colapso y la falta de oxígeno en los hospitales de la ciudad amazónica de Manaos, que está transcurriendo la segunda ola de contagios de coronavirus (Covid-19), y sufre demoras de la llega da vacunas y falta de oxígeno. 

En distintos barrios de Río de Janeiro, las ciudadanos se hicieron escuchar con cánticos que decían: "¡Fuera Bolsonaro!". El país vecino no registraba una protesta similar desde mediados de 2020, cuando  Brasil atravesaba los peores momentos de la primera ola de la pandemia.

Brasil es el segundo país con más muertos del mundo y el tercero en número de contagios, y tras un año de una primera ola que no le dio tregua a las principales ciudades del territorio, ahora está viviendo momentos dramáticos con un nuevo colapso sanitario en Manaos, la mayor urbe selvática del Amazonas, que ya resonaron en los centros de poder de Brasilia.

La Sputnik V en otros países

El laboratorio local União Química, junto con el RDIF, había presentado ante la Anvisa una petición para usar con carácter de urgencia 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, como ya sucede en Argentina, Rusia y Bielorrusia. Además, esta vacuna, que fue la primera en ser registrada oficialmente en el mundo y una de las primeras en ser administrada de manera masiva, ya fue aprobada por Bolivia, Serbia, Argelia y Palestina.

La Sputnik V es la única vacuna contra el coronavirus actualmente en el mercado que tiene dos componentes distintos, a diferencia de las demás que se dan en dos dosis iguales entre sí: las dosis de Sputnik V consisten en dos vectores diferentes basados en el adenovirus humano, lo que permite una respuesta inmune más fuerte y prolongada que las vacunas basadas en un mismo vector para dos dosis, según los desarrolladores.

Por otra parte, Rusia comenzó los ensayos clínicos para la "Sputnik V light", una versión un poco menos efectiva de la vacuna pero que es más barata de producir y, por lo tanto, podría ayudar a reducir el contagio y aumentar la inmunidad en la población con más rapidez.

La versión 'light' de la vacuna consiste aplicar sólo una vez el componente uno de la vacuna normal, lo que permitirá inmunizar a decenas de millones de personas en medio de las capacidades industriales limitadas.

Según lo previsto, la "Sputnik light" tendrá una eficacia de hasta el 85 por ciento y un periodo de protección más corto en comparación con Sputnik V, que demostró una eficacia del 91,4 por ciento.

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19