A causa de la continuidad de la pandemia, los científicos fijaron el Reloj del Apocalipsis a las 22.20, a tan sólo dos horas de la medianoche que significaría la conclusión de la raza humana. Tras su avance de veinte segundos el año pasado por el Covid-19, los especialistas alertaron sobre la ineficacia de los gobiernos en la gestión del coronavirus y su falta de preparación ante las amenazas nucleares y climáticas.

A menos de 100 segundos de sonar la campana de las doce es el horario más cercano al fin del reloj en su história. Fue creado en 1947 por la ONG Boletín de los Científicos Atómicos para advertir sobre un cataclismo nuclear. Con el paso de los años, se sumaron otras variantes para el fin del ser humano.

"La mortal y aterradora pandemia de covid-19 sirve como una llamada de atención histórica, un claro ejemplo de que los gobiernos nacionales y las organizaciones internacionales están mal preparados para hacer frente a las amenazas de las armas nucleares y el cambio climático que realmente podrían acabar con la civilización", dijo Rachel Bronson, directora de la organización.

El reloj del apocalipsis cerca del final

El grupo que marca la hora cada año está compuesto por 13 premios Nobel y su presidente es un exgobernador de California llamado Jerry Brown. Tras conocerse el nuevo horario que marca el reloj, Brown les pidió a los jefes de Estado de las grandes potencias:"¡Despiértense!".

"Estados Unidos, Rusia y las potencias nucleares del mundo deben dejar de gritarse entre sí. Es hora de eliminar las armas nucleares, no de construir más. Lo mismo ocurre con el cambio climático: Estados Unidos, China y otros países importantes deben abordar seriamente las emisiones mortales de carbono", argumentó.

Creado después de la Segunda Guerra Mundial, el reloj del apocalipsis originalmente apuntaba a siete minutos antes de la medianoche. En 1991, al final de la Guerra Fría, retrocedió a 17 minutos antes de la medianoche. En 1953, con los ensayos de la bomba atómica de hidrógeno estuvo a menos de dos minutos para la medianoche cómo en la actualidad.