El Senado italiano le quitó la inmunidad parlamentaria al ex vicepremier y ministro del Interior Matteo Salvini, en el marco de un caso que investiga el supuesto "secuestro de personas" por parte del líder derechista, cuando bloqueó el desembarco de 131 inmigrantes el año pasado.

Con el apoyo de las fuerzas de centroizquierda que componen el actual gobierno, como el Partido Democrático y el Movimiento Cinco Estrellas, el Senado decidió dar el aval a la investigación contra Salvini en el caso que investiga los posibles delitos del entonces titular de Interior, que el 31 de julio de 2019 bloqueó el desembarco en el puerto siciliano de Augusta de las 131 personas que estaban a bordo del barco militar Gregoretti.

La decisión se da luego del impulso que el propio Salvini había dado a la quita de fueros cuando en enero pidió a sus senadores que avalaran la eliminación de la inmunidad, para acelerar el proceso y poder mostrarse como un perseguido político.

En esa línea, el ministro del Interior pidió hoy a sus senadores que no participen de la votación, en la que las fuerzas oficialistas alcanzaron 172 votos para quitar la inmunidad a Salvini, contra apenas 72 votos de los aliados de centroderecha que se inclinaron por mantener los fueros.

"Estoy convencido de que al final el caso será archivado. Quien vota hoy por mandarme a juicio pensando que gana, será derrotado por la historia", planteó Salvini en Twitter al conocer la decisión, y revindicó "con fuerza" su gestión de la política inmigratoria.

"Quiero ir a juicio para contar al mundo que estas políticas compartidas por la Liga y el Cinco Estrellas salvaron decenas de miles de vidas", agregó Salvini.