La balanza comercial brasileña registró un superávit de 46.674 millones de dólares en 2019, con caída de 20,5% en el promedio diario respecto al año anterior y marcando así el menor resultado desde 2015, según datos publicados por el Ministerio de Economía de Brasil.

El saldo comercial es producto de exportaciones por 224.018 millones de dólares, con caída de 7,5% en el promedio diario respecto del año anterior, e importaciones por 177.344 millones de dólares, con una baja de 3,33% en la misma base de comparación.

El retroceso en el superávit comercial ocurre en medio del estancamiento del comercio mundial, y también se vio afectado por la crisis económica de Argentina, principal destino de los productos manufacturados brasileños.

El flujo comercial alcanzó 401.363 millones de dólares, lo que representa una reducción del 5,7% con respecto al mismo periodo del año anterior, según el promedio diario.

El Banco Central prevé un superávit comercial de 32.000 millones de dólares este año, con exportaciones de 225.000 millones de dólares e importaciones de 193.000 millones de dólares.

El Ministerio de Economía, que no ha dado a conocer proyecciones de la balanza comercial para 2020, señaló que el "menor dinamismo" del comercio internacional debe considerarse como un "fenómeno estructural y no cíclico".