Las personas con estudios universitarios son quienes más han hecho uso del teletrabajo en territorio español, de acuerdo con un estudio del Banco de España que evaluó qué porcentaje de la población trabajó desde casa en 2019, segmentando por factores socioeconómicos.

A nivel educativo las diferencias son nítidas: los universitarios son mayoría (65,6%) entre quienes teletrabajaron "más de la mitad de los días", mientras que sólo representan el 27% de las personas que no teletrabajaron "ningún día".

También se imponen en la categoría "ocasionalmente" (57%). En síntesis, el 61% de quienes teletrabajan de un modo u otro en España tiene estudios superiores, de acuerdo con el estudio.

Un análisis conceptual indica que los españoles con formación educativa "inferior al bachillerato" tienden a acaparar puestos más manuales, más presenciales, y tan sólo representan al 15% de los trabajadores que hicieron homeworking "ocasionalmente". El porcentaje es aún más reducido (12%) entre quienes teletrabajaron la mitad del año.

El patrón es similar para quienes tienen al menos el bachillerato: 39% entre quienes siempre trabajan fuera; 28% entre quienes lo hacen ocasionalmente en casa; y 21,9% entre quienes lo hacen casi siempre en el hogar.

El informe del Banco de España estima que en torno al 30% de toda la economía ibérica podría producirse desde casa (51% para los universitarios; 16% para los trabajadores con estudios inferiores).