Los test rápidos de coronavirus, al estilo de los que se utilizan para detectar las hormonas del embarazo, podrían ser aprobados en las próximas semanas, anunciaron este miércoles científicos británicos.

John Bell, miembro de la Universidad de Oxford y asesor del gobierno local, señaló a los medios que los "dispositivos baratos" estaban siendo evaluados por los profesionales del Departamento de Salud Pública (Public Health England, por sus siglas en inglés).

El canal de venta se daría por medio de la plataforma Amazon o en las cadenas de farmacias inglesas a tan solo 5 libras, es decir 8 dólares o $590 de acuerdo a la cotización de dólar minorista del Banco Nación, "si se demuestra que tienen una precisión superior al 90%", enfatizó Bell.

Los dispositivos no son más grandes que una taza de té, se conectan a un enchufe de la pared y procesan hisopos en una hora, detallaron desde el centro de investigación. 

Los kits de prueba caseros ya forman parte del plan de pruebas de la adminitración de Boris Johnson, sin embargo no se saltea el envío al laboratorio.

Coronavirus en Gran Bretaña

Al ser consultado por la segunda oleda que atraviesa la isla, al igual que la región europea, Bell admitió que el nuevo pico de contagio "era esperable". Reino Unido registró el domingo casi 3.000 casos diarios luego de permanecer por debajo de un promedio de 1.000 contagios por día.

"Son preocupantes y, sí, debemos estar preparados, mientras trabajamos duro para contener brotes localizados", advirtió el investigador de Oxford, sin embargo instó a que "no debe dejar que obstaculice" los esfuerzos por volver a la normalidad.

"Gran parte del aumento de las infecciones se da entre los jóvenes, que tienden a experimentar síntomas moderados o nulos. Lo más importante es que aún no hemos visto un aumento en las admisiones en hospitales o en las muerte", sentenció.