El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que aún no está pensando en su discurso de concesión o aceptación, ya que los ciudadanos continúan sufragando en el último día de votación en las elecciones de 2020.

"No estoy pensando en el discurso de concesión o el discurso de aceptación todavía; ojalá solo hagamos uno de esos dos; ganar es fácil, perder nunca es fácil, para mí no lo es", dijo Trump a periodistas durante una visita al Anexo del Comité Nacional Republicano en Arlington, Virginia.

El presidente también dijo que a su campaña le va "muy bien" en los estados clave de Florida (sureste) y Texas (sur) cuando todavía es una incógnita el resultado. El mandatario ya había votado en forma anticipada en Florida el 24 de octubre.

En la previa a las elecciones, varios encuestadores pronosticaron que el candidato demócrata, Joe Biden, era quien tenía más chances de alzarse con la victoria.


Más temprano, la directora de campaña de Biden, Jen O'Malley Dillon, elogió las "muchas vías" que tienen los demócratas para asegurar los 270 votos electorales requeridos.

Trump dijo el 26 de septiembre que buscaría una "transición amistosa" en caso de perder las elecciones, aunque agregó que la única forma en que podría salir derrotado sería si hubiera "jugarretas" en el proceso de votación.