La Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Alemania elegirá hoy al sucesor de la canciller Angela Merkel al frente del partido gobernante, en un histórico congreso que decidirá entre la continuidad o un giro más a la derecha en la agrupación conservadora, tras ser conducida por la jefa de gobierno durante los últimos 18 años. En medio de gran expectativa en Alemania, Europa y más allá, un total de 1.001 delegados de la formación conservadora de la cual salieron cinco de los ocho jefes de gobierno de Alemania están llamados a participar de la votación.

De la votación dependerá que se imponga el continuismo, representado por la secretaria general Annegret Kramp-Karrenbauer -o AKK, como es conocida-, o un giro más hacia la derecha con que se identifica a los otros dos aspirantes: el ex jefe del grupo parlamentario Friedrich Merz y el ministro de Salud, Jens Spahn.