El magnate estadounidense Elon Musk anunció que los costos totales de inversión en Starlink, su negocio de Internet satelital que crece a pasos agigantados, se situarían entre los 20.000 y 30.000 millones de dólares. La inversión inicial en este proyecto será "como mínimo de 5.000 millones de dólares, con un máximo de 10.000 millones", explicó el fundador de Tesla. Sin embargo, pasado ese punto, sus costos se duplicarán o triplicarán. 

"Básicamente, es mucho", resumió Musk en una entrevista que dio desde California por videollamada en el Mobile World Congress, el mayor encuentro anual de la industria de las telecomunicaciones que se celebra en Barcelona.

Consultado sobre los objetivos que se ha puso con este proyecto, el creador de SpaceX declaró: "El primer objetivo: ¡no quebrar!". Aunque lo dijo entre risas, como si se tratara de una broma, era la forma de reconocer que este es un negocio difícil. 

Es que los más escépticos se preguntan si la Internet por satélite que propone Elon Musk puede llegar a ser un modelo de negocio viable, porque el  principal mercado al que se dirige es el de las personas que viven en zonas remotas, que son demasiado pocas para soportar los enormes costos de la inversión inicial.  

Elon Musk habló en el Mobile World Congress

¿Por qué hacerlo? "Hay una necesidad de conectividad en lugares que ahora no la tienen", resaltó Musk. "El sistema es fácil de instalar, puede aportar conectividad al usuario en menos de 5 segundos", se defendió, al tiempo que destacó que "a menudo pasa que la tecnología espacial es tecnología antigua probada previamente en la Tierra. "Nuestra tecnología será más avanzada", confió.

La compañía está “perdiendo dinero” en las antenas satelitales que proporciona a los clientes, dijo Musk, ya que el hardware cuesta cerca de 1.300 dólares cada uno, pero SpaceX cobra a los usuarios solo 499 dólares.

De todas formas, el magnate destacó que la baja altitud de los satélites de SpaceX disminuye la latencia en su servicio en comparación con los servicios de satélite tradicionales. La latencia es la cantidad de retraso en una red de Internet, que define cuánto tiempo tarda una señal en viajar de ida y vuelta desde un destino. La latencia y las velocidades de descarga son medidas clave para un proveedor de servicios de Internet.

“La latencia del sistema Starlink es similar a la latencia de la fibra terrestre y 5G, por lo que esperamos reducir la latencia por debajo de los 20 milisegundos”, dijo Musk.

Qué es es Starlink y cuándo llega a Argentina

El proyecto que lidera Elon Musk consiste en un conjunto de satélites de órbita baja que ofrece conectividad de alta velocidad a personas que viven en zonas remotas. Ya ofrece un servicio de prueba y dice que aspira a una cobertura casi total del mundo poblado este año, más precisamente en septiembre.

SpaceX primero implementó el servicio con un programa beta para consumidores selectos por 99 dólares al mes, y el año pasado buscó la aprobación regulatoria para probar la red a bordo y expandir el servicio a vehículos grandes en movimiento, como barcos y camiones.

La internet de Starlink podría estar en todo el mundo desde septiembre

En la actualidad, la red cuenta con más de 1.500 satélites en el aire y opera en una docena de países, a los que añade más cada mes, según Musk, que prevé que el número total de clientes alcance el medio millón en los próximos 12 meses, frente a los 69.000 actuales.

"Estamos en camino de tener unos cientos de miles de usuarios, posiblemente más de 500.000 usuarios en 12 meses", dijo Musk, en la feria comercial Mobile World Congress en Barcelona. Starlink está “operativo ahora en unos 12 países, y cada mes se agregan más”, señaló Musk.

El proyecto de SpaceX toma cada vez más forma

"Tenemos dos asociaciones bastante importantes con las principales (empresas de telecomunicaciones) de los países, que me gustaría poder anunciar ahora, pero obviamente dejamos que nuestros socios hagan cualquier anuncio”, dijo Musk. “Y estamos en conversaciones con otras para proporcionar acceso a Starlink".

Musk también dijo que SpaceX se está acercando al lanzamiento de versiones de próxima generación de sus satélites Starlink.

Los satélites 1.5 está cada vez más cerca

“Nos estamos acercando al lanzamiento del satélite 1.5, que tiene enlaces láser entre satélites, y que se utilizará especialmente para la conectividad continua en las regiones ártica y antártica”, dijo Musk. “El año que viene comenzaremos a lanzar la versión dos de nuestro satélite, que será significativamente más capaz", adelantó.

Antes de terminar, el fundador de Tesla volvió a afirmar que tanto él como sus compañías buscan ayudar a las personas. "Starlink, Space X… todas estas empresas están orientadas a maximizar las probabilidades de que el futuro sea bueno, y a incrementar la conciencia de las personas. Quizá no sepamos todas las respuestas, pero esta mayor conciencia nos ayudará a saber qué preguntas hacernos", concluyó.