La compañía Trump Miami Resorts Management notificó a las autoridades de Florida que unos 560 trabajadores del complejo hotelero y golfístico que posee en Doral, en el condado de Miami-Dade fueron suspendidos sin pago de haberes debido al cierre del establecimiento por las medidas tomadas por el coronavirus. Fue en ese hotel donde Donald Trump realizó un evento con los empleados, durante su campaña presidencial en 2016.

La medida de suspensión del trabajo y los sueldos es de carácter temporal, según las notificaciones enviadas por la organización empresarial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a las autoridades del Departamento de Oportunidad Económica de Florida y del condado Miami-Dade.

El complejo hotelero, como el resto de las empresas de Trump están en manos de sus hijos y colaboradores del mandatario, quien se las delegó cuando asumió la Presidencia en enero de 2017, informó la agencia de noticias EFE.

El Trump National Doral está temporalmente cerrado como el resto de instalaciones hoteleras en Miami-Dade y otras zonas de Florida debido a la pandemia de coronavirus, que afecta a más de 22.000 personas en el estado, de las cuales casi 600 murieron, según las últimas cifras oficiales.

Medios locales publicaron copias de la carta firmada por Al Linares, director de Recursos Humanos de Trump Miami Resorts Management. De acuerdo a la notificación, solo el personal esencial sigue trabajando.

La empresa hotelera indicó que ya dio aviso a los trabajadores suspendidos, en su mayoría en puestos gastronómicos, hoteleros o del golf, y que ninguno de ellos tiene afiliación sindical.

Desde el 19 de marzo el Trump National Doral prescindió de los empleados en puestos no esenciales y hasta hoy todavía no se sabe cuándo reanudará sus operaciones, indica la carta.