Una estatua de Harambe, un gorila de 17 años cuya muerte desató el clamor internacional en 2016, fue enfrentada cara a cara con la estatua del toro de Wall Street en Manhattan este lunes en un happening para denunciar la disparidad entre ricos y pobres.

Un gorila anticapitalista

Una estatua de bronce de dos metros de altura recuerda a Harambe, un gorila del Zoológico y Jardín Botánico de Cincinnati que llegó a los titulares de los medios del mundo en 2016, después que un niño de 3 años cayera en su recinto y el animal fuera muerto de un disparo, aunque en ningún momento intentó hacerle daño sino que, por el contrario, intentó protegerlo.

El incidente provocó críticas sobre cómo el zoológico manejó la situación y provocó un debate sobre los primates en cautiverio, con "Justicia para Harambe" como tendencia en las redes sociales, donde inspiró miles de memes en Internet.

El CEO de SpaceX, Elon Musk, incluso lanzó una canción de rap sobre el tema -al que además, consideró su mejor trabajo-, mientras que un chizito Cheeto que supuestamente se parecía a Harambe se vendió por casi 100.000 dólares en eBay en una subasta que comenzó con una base de 11 dólares.

Gorilas y bananas

La famosa estatua Charging Bull en Wall Street fue, además, rodeada de 10.000 bananas, que luego serían donadas a los bancos de alimentos locales y comedores comunitarios.

El evento tuvo la intención de resaltar disparidad de la riqueza entre el 1% de la población y el resto del mundo. Los organizadores, fundadores de Sapien.Network, una plataforma de redes sociales en desarrollo "dedicada a anteponer las necesidades y el bienestar de los seres humanos", dijeron que la actividad fue realizada para mostrar que Wall Street se encuentra totalmente alejado de las necesidades de la gente común.

La estatua de bronce de Harambe, enfrentada con el Toro de carga "representa a millones de personas que luchan bajo un sistema que enriquece solo a los ricos y deja atrás a la persona promedio", agregaron los cofundadores de Sapien.Network, Robert Giometti, Tejay Aluru y Ankit Bhatia.

Pero como Giometti le dijo a News 4, "no se trata de rechazar el capitalismo o el sistema actual. Se trata de hacerlos girar hacia el futuro actual y permitirles empoderar a más grupos de personas. Ese es el objetivo de esta historia".

"Harambe es una representación de algo que nos permite mirar más que a nosotros mismos. ¿A qué aspiramos como personas?" él explicó. "Se trata de conectar. Un simple gesto de dar una banana construye comunidad. Como sociedad, necesitamos unirnos", destacaron.

noticias relacionadas