El presidente de EE.UU., Donald Trump, expresó su esperanza de que la próxima reunión de alto nivel entre Corea del Norte y del Sur arroje resultados positivos (ver en suplemento Lunes), y afirmó estar dispuesto a mantener una conversación telefónica con el líder norcoreano, Kim Jong-un, luego de ese acercamiento.

"Lo haría, sin duda", aseguró Trump, respondiendo a las preguntas de los reporteros en la casa de descanso presidencial Camp David, en Maryland. "No tengo ningún problema con eso", añadió, según cita Reuters.

El mandatario aclaró, sin embargo, que llevaría a cabo la llamada si se cumplen previamente una serie de condiciones, sobre las cuales no entró en detalle. No obstante, Trump sugirió que el acercamiento entre Seúl y Pionyang, programado para mañana, podría conducir a una disminución de las tensiones.

"Miren, ahora están hablando de Olimpiadas. Es un comienzo, es un gran comienzo", expresó. "Si algo puede resultar de esas conversaciones, eso sería grandioso para toda la humanidad, sería algo grandioso para el mundo", agregó.

Las palabras de Trump contrastan con lo que perciben desde Corea del Norte. El representante norcoreano ante el Comité Olímpico Internacional, Chang Ung, había criticado a EE.UU. por "no querer ver" a Seúl y Piongyang "trabajando juntos". Sin embargo, el presidente norteamericano incluso se atribuyó el avance diplomático, diciendo que fue el resultado de su presión constante.

"[Kim] sabe que no estoy perdiendo el tiempo. No estoy perdiendo el tiempo, ni siquiera un poquito, ni siquiera el uno por ciento. Él lo comprende", enfatizó Trump. "Si yo no estuviera involucrado, no estarían hablando en este momento", acotó.

En tanto, la agencia estatal de noticias norcoreana instó en un artículo editorial a mejorar lazos entre ambas Coreas mediante "acciones prácticas" de cara a la reunión de alto nivel que celebrarán mañana, la primera en más dos años.

"Todos los procesos pasados en las relaciones Norte-Sur muestran que los esfuerzos para mejorar lazos bilaterales pueden dar frutos solo cuando ambos lados trabajan juntos con base en la cooperación entre el pueblo coreano", señala el artículo publicado por la agencia KCNA.

El texto se publica con motivo de la reunión de mañana entre las dos Coreas, que técnicamente están en guerra desde hace más de 65 años, para tratar la participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en febrero en el condado surcoreano de PyeongChang, así como una mejora de relaciones a nivel general.

"La voluntad de mejorar las relaciones Norte-Sur debe estar respaldada no por palabras, sino por acciones prácticas para promover la reconciliación intercoreana, la unidad y la reunificación", afirma el artículo citado por la agencia española de noticias EFE.