El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, con apenas diez meses cumplidos como inquilino de la Casa Blanca, perdió 19 puntos de aprobación, según dos encuestas recientes que muestran que el apoyo a su gobierno se ubica en el 38%, cuando en enero de este año era de un 56 por ciento.

En el devenir político es normal que la llamada 'luna de miel' se mantenga con la ciudadanía y el Congreso en los primeros 100 días de mandato, que es básicamente considerado un compás de espera. Pero cuando el mandatario comienza a implementar la agenda, con la implementación de algunas políticas, es cuando se enfrenta a sus opositores e inclusive a 'fuego amigo'.

Esta perspectiva, sumado a una seguidilla de hechos domésticos e internacionales, minaron el respaldo político al presidente Biden, afectando su imagen, credibilidad y llegando hasta poner en duda sus habilidades para dirigir a Estados Unidos.

Liderazgo

Una encuesta realizada por la Universidad de Quinnipiac publicada el pasado 18 de noviembre señala que el índice de aprobación de Biden se desplomó al 38% por su manejo de la pandemia del covid, sus pocos logros en el cambio climático, los indicadores de la economía y sus decisiones en política exterior.

Dicho porcentaje implica un punto menos en el nivel de aprobación y un punto más en la desaprobación del líder estadounidense (53%), respecto a la misma medición realizada en octubre.

Quinnipiac indica que los encuestados se dividieron en un 47%-47% en la cuestión sobre si el presidente se preocupa por los estadounidenses promedio. Sin embargo, la mayoría, el 51%, señaló que piensa que Biden no es honesto y el 57% que no tiene buenas habilidades de liderazgo.

A pesar de esto, el 57% aprueba el paquete de infraestructura de 1 billón de dólares que el líder estadounidense promulgó la semana pasada, y el 58% el paquete de gasto social de 2 billones de dólares que está paralizado en el Congreso.

Precios en alza

Según esta encuesta, Biden afronta grandes críticas en el tema económico: el 61% de las personas considera que está empeorando en comparación con solo el 16% que dice que está mejorando. Las críticas se produjeron en un momento en el que los estadounidenses enfrentan altos precios de la gasolina y la inflación anual es de alrededor del 6 por ciento.

Otro sondeo realizado en este caso por ABC News, también ubica en 38% el respaldo al trabajo presidencial, mientras que la desaprobación al mismo es aún mayor: 55 por ciento.

En las últimas dos semanas todos los sondeos ubican la aprobación al mandatario entre ese 38% y un máximo de 45%, lo que lleva a un promedio de 41.6% de apoyo según informa el portal RealClearPolitics.