El papa Francisco llegó hoy a Trujillo, una ciudad pesquera 500 kilómetros al norte de Lima para celebrar una misa en la playa de Huanchaco, recorrer el barrio “Buenos Aires” afectado por la tormenta El Niño de 2017 y encabezar una celebración Mariana en la que los fieles llevarán más de 40 imágenes de la Virgen, en su tercer día de visita a Perú.

El Sumo Pontífice salió cerca de las 7 de la mañana local (9 en Argentina) de la Nunciatura Apostólica en Lima, donde reside durante su estancia en el país, para dirigirse al aeropuerto. Arribará al país con el lema "Unidos por la esperanza". 

Poco antes, el Papa salió al balcón de la Nunciatura para rezar un Ave María con los fieles allí congregados, algo que había hecho tanto en la mañana del jueves como la del viernes. Como fue habitual desde su llegada a Perú, el último jueves, centenares de fieles y policías acompañaron todo el camino del pontífice hacia la base militar contigua al aeropuerto de Lima desde donde parten y llegan los vuelos papales.

Francisco aterrizó a las 8.50 local (10.50 de Argentina) y su primera actividad en Trujillo será una misa en la explanada de Huanchaco, en la costa de la ciudad. Luego visitará el barrio de Buenos Aires, uno de los más afectados por las inundaciones provocadas por el fenómeno del Niño.