Un hombre de West Auckland, Nueva Zelanda, le respondió a un grupo de manifestantes teóricos de la conspiración del coronavirus (Covid-19). Mientras un importante número de personas protestaban en el Parque Parrs de Oratia con carteles que expresaban la conspiración del Covid-19, el hombre decidió responderles de la misma forma. 

Los participantes sostenían carteles que decían: "La gran conspiración del Covid"; "¡Despierta NZ, Bill Gates estuvo aquí! ¡Es una gran estafa! La vida nunca es igual". 

Además de los carteles, los vehículos también expresaban las ideas de la conspiración mundial relacionada al coronavirus. 

Ante estas protestas y cansado de vivirlas a diario, el residente de Glen Eden, que no quiso ser identificado, creó un letrero y decidió tomar el toro por las astas. El hombre estacionó frente de los manifestantes y sostuvo su propio cartel que decía: "Covid es real, Bill Gates no estuvo aquí. Ese tipo es un idiota", con una flecha que señalaba a la gente agrupada. 

Asimismo, el opositor a la marcha le comentó a Herald que decidió asistir para mostrar su contraargumento. Si bien el hombre detrás del descarado letrero entiende que las personas tienen derecho a opinar, dice que difundir información falsa descarada es muy peligroso.

"Tengo un amigo en Nueva York que contrajo Covid-19 y todavía se está recuperando. El hecho de que la gente piense que es una conspiración por la que millones de personas están detrás y por lo que han muerto es alucinante", comentó el hombre. 

Desde entonces, han aparecido fotos de la refutación del hombre en las redes sociales, y los lugareños lo elogian por su respuesta.

La teoría de la conspiración

Los teóricos de la conspiración afirmaron erróneamente que Bill Gates, que apoya la investigación de una vacuna Covid-19, estuvo en Nueva Zelanda en mayo.

Sugirieron un vínculo entre el cofundador de Microsoft que "se encuentra actualmente en nuestro país" y una afirmación de que Nueva Zelanda es una nación "perfecta" para probar y probar "una vacuna para el coronavirus.

La teoría afirma que el supuesto "objetivo" de Gates de colocar un microchip en la vacuna es poder rastrear a las personas que la reciben. También afirma otra razón para ello es que le da a millones de personas "sin una identificación oficial una identificación virtual".

Sin embargo, un portavoz de la Fundación Bill y Melinda Gates dijo a AAP FactCheck que Gates no estaba en Nueva Zelanda en mayo.

"Bill no viajó a Nueva Zelanda en 2020", dijo el portavoz en un correo electrónico.

En junio, Gates dijo a los periodistas: "Nunca he estado involucrado en ningún tipo de cosa tipo microchip".