La Reserva Federal (Fed) señaló que la actividad económica se mantiene a ritmo moderado en Estados Unidos, aunque subrayó que existe “escasez de trabajadores” en ciertos sectores que frena el crecimiento de los negocios.

“Pese al extendido ajuste en el mercado laboral, la mayoría de los distritos reportaron solo presiones salariales entre modestas y moderadas”, indicó el informe de la Fed conocido como “libro beige”, que recoge información de los 12 distritos en los que el banco central divide el país.

Asimismo, recalcó que la escasez de trabajadores en determinados sectores “estaba también frenando el crecimiento de los negocios”.

“Los 12 distritos afirmaron que las empresas están enfrentando dificultades para contratar empleados cualificados”, agregó el reporte, que recoge información entre el 29 de agosto y 6 de octubre.

El mercado de trabajo estadounidense se caracteriza por la escasez de trabajadores para una demanda concreta, con lo que muchas compañías están poniendo en marcha incentivos salariales como una mayor retribución por horas extras u otro tipo de bonificaciones para atraer y retener a los trabajadores.

El índice de desempleo se encuentra actualmente en el 4,2 %, la más baja desde 2001 y en niveles considerados cercanos al pleno empleo.

Sin embargo, los economistas están sorprendidos de que no haya presiones inflacionarias, como marca la teoría ante la necesidad de atraer empleados con mejores salarios, y los precios sigan por debajo del 2 % anual marcado como objetivo por la Fed.

En lo que respecta a los precios, el Libro Beige del banco central estadounidense apunta que las presiones siguen siendo modestas. “Varios distritos se anotaron un aumento en los costos de los insumos manufactureros, pero en la mayoría de los casos no fueron transferidos a los precios de venta”, explica. Algunos distritos atribuyeron el repunte de los precios del transporte, la energía y los materiales de construcción a los huracanes.

El banco central ha elevado los tipos de interés en dos ocasiones este año, hasta el rango actual de entre el 1 % y el 1,25 %, y ha apuntado que podría llevar a cabo un alza adicional antes de finales de año.

El organismo dirigido por Janet Yellen tiene previstas dos reuniones sobre política monetaria antes de finales de año: a finales de octubre y a mediados de diciembre.

 

Washington pidió a la ONU sanciones contra Irán “para no tener otra Corea del Norte”

Estados Unidos reclamó al Consejo de Seguridad de la ONU que se tomen medidas contra Irán e insistió en que, si no se actúa, el mundo se encontrará con una nueva situación como la de Corea del Norte.

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, subrayó que el mundo tiene que mirar más allá del acuerdo nuclear con Irán y responder a sus “violaciones flagrantes” de la legalidad internacional. Según consideró, la mayor amenaza la representan los ensayos con misiles llevados a cabo por Teherán.

“Cuando un régimen paria empieza por la senda de los misiles balísticos, nos está diciendo que pronto tendremos entre manos otra Corea del Norte”, avisó.

Haley insistió en que la Casa Blanca “no va mirar para otro lado” y dijo que el Consejo de Seguridad tiene ahora la “oportunidad” de cambiar su política hacia Irán. “Sinceramente espero que use esta ocasión para defender, no solo sus resoluciones, sino la paz, la seguridad y los derechos humanos en Irán”, señaló.

En línea con los últimos mensajes de la Casa Blanca, Haley insistió en que no se puede juzgar a Irán sólo por su respeto de los compromisos en materia nuclear. “Eso ignora la verdadera naturaleza de la amenaza. Irán debe ser juzgado por la totalidad de su comportamiento agresivo, desestabilizador e ilegal”, dijo la diplomática, que acusó a Teherán de “esconderse detrás del cumplimiento técnico” del acuerdo nuclear. La diplomática denunció, entre otras cosas, la participación iraní en el conflicto de Yemen o sus transferencias de armas a grupos como Hezbollah, que a su juicio violan resoluciones de la ONU.