La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, afirmó que el proyecto de ley sobre la salida de la Unión Europea (UE) que comenzó a debatirse en la Cámara de los Comunes “es inaceptable” en la forma que está planteado actualmente.

Así se lo comunicó la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) a la primera ministra, Theresa May, durante una reunión en Downing Street, la residencia oficial de la jefa de gobierno británica en Londres.

Al término del encuentro, Sturgeon dijo a los periodistas que dejó muy claro que el proyecto de ley de salida en su forma actual no sería aceptable y “que no podrían recomendar su aprobación”.

Aseguró que esa es su posición pero espera haber tenido la oportunidad de expresar las preocupaciones con más detalle. “Si bien no llegamos a un acuerdo, creo que desarrollamos una mejor comprensión de las posiciones de los demás. Dejé en claro que el gobierno escocés quiere llegar a un acuerdo sobre el proyecto de ley. Nos oponemos al Brexit, pero entendemos que la legislación de salida es necesaria, por lo que queremos llegar a un acuerdo”, expresó la líder nacionalista.

Agregó que también dejó en claro cuáles son los objetivos del gobierno escocés en ese proyecto de ley que comenzó a ser tratado ayer en la Cámara de los Comunes.

Hizo particular hincapié en las cláusulas del proyecto que trasladará al cuerpo legal británico el grueso de la legislación comunitaria, un tema por cual el gobierno escocés está muy preocupado.