España devolvió a Marruecos los 116 inmigrantes que el miércoles habían saltado la valla de Ceuta, informó la agencia Efe.

Marruecos aceptó readmitirlos y la Policía Nacional española realizó todos los trámites habituales para expulsarlos. Ayer las 116 personas regresaron en grupos de diez, en virtud del acuerdo firmado con el reino alauita en 1992. Cinco de ellos fueron trasladados por la Cruz Roja al Hospital Universitario de la ciudad. Siete agentes resultaron heridos durante el asalto, en el que la violencia empleada por los inmigrantes rescató las peticiones de las asociaciones de guardias civiles de que se refuerce la protección de los agentes que trabajan en ese perímetro fronterizo entre Ceuta y Marruecos.