El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, instó a la comunidad internacional a incrementar la cooperación para resolver la crisis migratoria.

"Reafirmamos nuestro compromiso con la protección y la integración de las personas que se ven obligadas a huir de sus países. Impulsemos una mayor cooperación internacional para paliar la situación", escribió Sánchez en su cuenta de Twitter, con motivo del Día Mundial del Refugiado. El mandatario español también llamó a garantizar la igualdad de oportunidades a todos.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores español priorizó la acción humanitaria "coordinada y ambiciosa" para los refugiados, informó la agencia de noticias Sputnik.

Cifras del problema

El mundo alcanzó en 2020 el récord de 82,4 millones de personas desplazadas, obligadas a huir de guerras, conflictos y persecuciones, y reconstruir sus vidas lejos de sus hogares, una cifra sin precedentes históricos y que equivale al 1% de la población mundial.

Este índice crece por noveno año consecutivo, según un informe publicado el viernes por la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

Las estadísticas demuestran que "a pesar de la pandemia y de las llamadas a un alto el fuego a nivel global, los conflictos siguen expulsando a personas de sus hogares", advirtió Acnur, que detalló que unos 35 millones de estos desplazados, el 42% del total, tienen menos de 18 años.