El Ministerio de Sanidad español informó este viernes 605 nuevas muertes en las últimas 24 horas por coronavirus, por lo que la tendencia a la baja consolida su trayectoria en el segundo país con mayor cantidad de víctimas fatales detrás de Italia. 

De esta forma, con 4.756 nuevos casos positivos, el país europeo continúa siendo el foco en la región con un total de 157.022 personas transmitidas, sin embargo la cifra de recuperados vuelve a notificar un panorama alentador y ya trepa a 55.668.

Las autoridades sanitarias preciaron que con este reporte, el número de infectados han crecido un 3% y los fallecidos un 4% respecto a este jueves, lo que indica el menor incremento desde el inicio de la crisis por la pandemia.

En tanto, desde el gobierno reforzaron los controles de aislamiento por el inicio de las vacaciones de Semana Santa para evitar desplazamiento a segundas residencias, capitales o centros urbanos del interior.

"No hubo cambios importantes en la circulación respecto a los días previos, y que la reducción del tráfico es de un 80%", precisó la secretaria general de Transportes, María José Rallo del Olmo, señaló que en los controles realizados sólo se informaron 72 detenidos por no respetar el estado de alarma. 

El presidente Pedro Sánchez, anticipó ayer la extensión de las medidas de confinamiento en una tercera prórroga, lo que llevaría hasta el próximo 10 de mayo la cuarentena obligatoria.