Analistas esperan que hoy la bolsa brasileña registre alzas en sus principales indicadores, luego de que el Supremo Tribunal Electoral determinara la inhabilitación de la candidatura de Lula da Silva a la presidencia del Brasil.

Un día después de la decisión judicial, el compañero de fórmula de Lula, Fernando Haddad, afirmó que la población sigue "con atención y sabiduría" los pasos del Partido de los Trabajadores, pese al poco tiempo que falta para los comicios presidenciales en Brasil.

"Aunque falte alrededor de un mes para las elecciones, yo creo que la población está siguiendo nuestros movimientos, no sólo con atención si no también con sabiduría", dijo Haddad en una rueda de prensa durante el paso de su caravana por el nordeste de Brasil, una de las regiones más empobrecidas del país.

La Corte electoral brasileña decidió en la madrugada del sábado, por seis votos a uno, que Lula (quien encabeza las encuestas con el doble de intención de voto del segundo) no se podrá postular a cargos electivos por haber sido condenado en segunda instancia, en el marco de la llamada ley "Ficha Limpia", pero le autorizó a aparecer en la campaña televisiva, desde que no se identifique como candidato.

Aunque el Partido de los Trabajadores ( PT) aún no lo ha confirmado, el exministro de Educación y exalcalde de Sao Paulo deberá reemplazar a Lula como candidato a la Presidencia, a pesar del anuncio de que el exmandatario se reunirá con Haddad en la prisión para "decidir los próximos pasos" de su campaña política.

"Estaremos con el presidente Lula el lunes y lo haremos con mucha transparencia", recalcó Haddad, quien añadió que "no tiene dudas" de que "si Lula es registrado, gana en la primera vuelta".

Lula lidera las encuestas con una intención de voto cercana al 40 %, pero Haddad acumula hasta ahora entre el 8 y 10 % de los apoyos. No obstante, el PT apuesta a su capacidad de convencer a los electores de que es "el candidato de Lula".

Haddad criticó también la decisión de la Corte electoral que vetó a Lula de la carrera presidencial, pues, en su opinión, "todas las informaciones eran de que el tribunal no juzgaría su registro" en ese día.

"Vamos a llevar a Lula un nuevo escenario, que no estaba previsto, porque desde el jueves nadie lo ha visitado", explicó.

Finalmente, el exministro opinó que "las personas ganaron consciencia" de que la situación de Brasil "es dramática" y se dieron cuenta de que la "solución es la democracia".