El buque Sophie Siem, con un minisubmarino de la Marina de Estados Unidos para buscar al ARA San Juan, partió hoy del puerto de Comodoro Rivadavia a las 14.13, en medio de vientos que soplaban a 90 kilómetros por hora.

Una hora antes de su partida, la Aduana y la Prefectura Naval terminaron los alistamientos administrativos pendientes tras la revisión técnica que certifica la correcta instalación del mini submarino en la popa del barco.

A las 13.30, subió al buque la última tanda de la tripulación de la marina de los Estados Unidos, que viajará a bordo de la embarcación.

En condiciones normales de navegación, el Sophie Siem debería llegar a la zona de búsqueda y rescate del ARA San juan en 20 horas.

Al momento de la partida, Comodoro Rivadavia padecía ráfagas de viento de hasta 90 kilómetros por hora, hecho que dificultó la salida del buque y puede demorar la llegada a su destino.

La colocación del minisubmarino en la plataforma del buque de bandera noruega comenzó a las 5 de hoy, duró 12 minutos y se logró realizar a pesar de que soplaban vientos de hasta 90 kilómetros por hora, informaron fuentes de la oficina de Operaciones del puerto de Comodoro Rivadavia.

Anoche se realizaron todas las pruebas necesarias para garantizar el funcionamiento óptimo del brazo hidráulico que hará descender al minisubmarino al agua en alta mar, indicaron.

La tripulación estadounidense del Sophie Siem había llegado al puerto de Comodoro Rivadavia a las 8 horas en cuatro combis especialmente fletadas para la delegación.
 

Enrique Balbi, vocero de la armada, en una nueva conferencia sostuvo que abordo del minisubmarino llega marina de Estados Unidos y estarán en colaboración de marinistas argentinos. Sostuvo que continúan exhaustivamente la búsqueda, y que están utilizando alta tecnología con luces y cámaras para poder observar con claridad por debajo del agua.

"Con respecto a los familiares, algunos siguen alojándose en al base naval Mar del Plata como desde hace 11 días. Otras familias fueron trasladadas al hotel Antártida y algunos prefirieron seguir en sus domicilios" afirmó Balbi. 

Explicó que toda la información sobre el caso está siendo entregada y documentada en la justicia y que los insumos utilizados, son todos nuevos y están supervisados por ingenieros alemanes. "El mayor esfuerzo se concentra en la unidad de superficie y la búsqueda sub-acua" sostuvo.

Respecto a los haberes, tema muy consultado, Balbin explicó que la armada ya entro en contacto con el Banco Nación y recaudó información de las concubinas, esposas o familiares directos para que sigan cobrando los haberes correspondientes.

Sigue la búsqueda y no quieren dar información específica hasta no tener certezas. Mientras tanto, malas condiciones climáticas impiden sumar a la búsqueda al minisubmarino ruso y la corbeta Robinson por vientos de 30 nudos que complican las operaciones de búsqueda.