Gobierno, empresas y sindicatos de España negocian un acuerdo que permita regular el trabajo no presencial o teletrabajo, luego de que esa modalidad se masificara debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus.

Según adelantó la Cadena Ser,  el borrador de la norma estipula que el trabajador realizaría su labor  al menos un día a la semana desde su domicilio, equivalente a "el 20% de la jornada en tres meses". 

La nueva ley del teletrabajo, además, establece que la empresa deberá notificar a la oficina de empleo los acuerdos referentes al teletrabajo que se hayan adoptado "en un plazo no superior a 10 días desde que se formalicen", informó el sitio web Ibereconomía.

En la comunicación, la empresa deberá detallar a las autoridades laborales:

-El inventario de medios que se entregan al trabajador, así como su vida útil.

-Una enumeración de gastos en que pueda incurrir el trabajador y que correrán a cargo de la compañía.

-Un horario de trabajo y de disponibilidad.

-Un reparto explícito de días trabajados dentro y fuera de la empresa.

Asimismo, la nueva ley reconocerá a las empresas el derecho a controlar la jornada de su empleado, pudiendo "adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento de sus obligaciones y deberes laborales", pero siempre deberán asegurar la "dignidad" del trabajador en esas medidas de control.

Al mismo tiempo, los trabajadores tendrán garantizado su derecho a la desconexión y a no usar sus propios ordenadores o teléfonos móviles, ya que el texto indica que "la empresa no podrá exigir la instalación de programas o aplicaciones en dispositivos propiedad de la persona trabajadora".

El Gobierno no contempla que la normativa sea aplicada a los trabajadores de las administraciones públicas, pero los empresarios sí solicitan que éstos se sometan a las mismas condiciones que los empleados de empresas privadas, para evitar así perder "competitividad".

Por su parte, los sindicatos piden "equidad" y que el personal de la administración pública también pueda teletrabajar.